Lo que debes saber sobre tu visión después de los 40 años

En el mundo, aproximadamente 1.8 billones de personas padecen presbicia. Ellas sufren una evolución natural de la vista que resulta inevitable, por el envejecimiento, pero que puede tratarse como cualquier otro defecto visual.

La presbicia es una evolución natural de la vista que se puede convertir en inevitable después de los 40 años. Se caracteriza por una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que causa una pérdida de nitidez para ver de cerca.

Durante la juventud el cristalino es blando y flexible, lo cual permite que los pequeños músculos que están dentro del ojo, llamados ciliares, cambien fácilmente para ver objetos cercanos o lejanos. Pero, a medida que envejecemos, se pierde la elasticidad y capacidad de enfoque.

Si eres mayor de 40 años, tienes que alejar los libros o tu smartphone para leer bien y sufres dolores de cabeza frecuentes y fatiga visual al esforzarte para ver de cerca, probablemente eres présbita.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 1.8 billones de personas en el mundo sufren de presbicia. Pero la condición se puede tratar con la ayuda de unas lentes progresivas que permiten ver correctamente tanto de cerca como de lejos.

En 1959, Essilor® revolucionó el mundo de la óptica con el nacimiento de la primera lente progresiva Varilux®, inventada por uno de los fundadores del grupo: Bernard Maitenaz. El ingeniero revolucionó la tecnología oftálmica, contribuyó al desarrollo del campo de la visión y transformó la vida de las personas présbitas.

Las lentes progresivas desarrolladas por el ingeniero  incluyen una graduación que varía progresivamente. A diferencia de la solución bifocal, Varilux® corrige el problema de manera más eficaz y se adapta a todas las distancias: la parte inferior de la lente está graduada para visión de cerca, mientras que la central para la intermedia y la superior para la lejana. Esta innovación permite ver precisamente, y de manera más limpia, solamente con unas gafas.

Si tienes más de 40 años y padeces fatiga ocular, consulta a tu especialista en salud visual de confianza, para tratar tu problema de presbicia y recetar las lentes adecuadas para que sigas disfrutando de una buena visión y calidad de vida.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.