Presentan actualizaciones del impacto de las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) se catalogan como la pandemia silenciosa detonante de más muertes al año en México. En 2019, el 22.7% del total de muertes en el país fueron a causa de enfermedades cardiovasculares, principalmente por la diabetes (53.4%), la enfermedad isquémica del corazón (48%) e infartos al corazón (25.8%). Además, por cada 100 mil habitantes, la tasa de casos nuevos de ECV fue de 449.2, la prevalencia fue de 4,706 y la tasa de mortalidad fue del 29.5% del total de muertes.

Estos datos fueron obtenidos por la consultora Deloitte en colaboración con Novartis después de un análisis que se llevó a cabo en México con el principal objetivo de elevar el sentido de urgencia de los retos en la prevención y atención de las ECV.

Al respecto, Alexandro Arias, socio – líder del Sector de Ciencias de la Vida y Cuidado de la Salud en Deloitte Latinoamérica, refirió que “en este documento también estamos resaltando las iniciativas que se han implementado en el país y en dónde sería necesario hacer ajustes para encaminar su curso a un impacto mayúsculo. Consideramos que proponer soluciones a corto y mediano plazo puede traer consigo el inicio de un cambio en retos como el desconocimiento de los síntomas en la población, los puntos críticos en la ruta del paciente para un diagnóstico a tiempo, el acceso a datos de manera ágil y digital, entre otros”.

Otro elemento que respalda estos alarmantes datos son la alta prevalencia de factores de riesgo en la población mexicana. En 2019, los siguientes factores de riesgo tuvieron gran incidencia en la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares: la presión arterial alta o hipertensión arterial (52%), el nivel de colesterol LDL alto (31.1%), el alto índice de masa corporal (24.9%) y el consumo de tabaco (10.6%). En relación con los dos primeros, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (ENSANUT) resaltó que, casi un tercio de los adultos mexicanos tiene hipertensión arterial, y de ellos, casi 40% desconoce que tiene esta enfermedad. Por otro lado, la prevalencia de adultos con colesterol LDL alto fue de 20.2% donde el 56% de estos desconocen su condición.

Bajo este contexto. la Dra. Giselle Román, Líder del Área Médica Cardiovascular de Novartis México señaló que “la mayoría de las enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca o los infartos al corazón son prevenibles sí se tiene conciencia de los factores de riesgo y de las acciones necesarias para vigilar que todo esté bajo control. En 2021, solo el 7.5% de la población realizó una prueba de detección de hipertensión y solo el 7% de medición de colesterol”. 

En ese mismo sentido, añadió que “cambiar la mentalidad de la población es un trabajo que se tiene que hacer a todos los niveles, desde las instituciones de salud, los profesionales de la salud, las compañías público – privadas y las asociaciones sin fines de lucro. Esto a través de soluciones sustentables que puedan cambiar el rumbo de esta problemática de salud poblacional”.

En última instancia, el documento presentado finaliza con sugerencias de soluciones a corto y mediano plazo en las cuales se destaca la implementación de estrategias de prevención, información y diagnóstico enfocadas en reducir el riesgo cardiovascular. Y en ese sentido, hasta hoy las organizaciones de pacientes han tenido una mayor incidencia por la agilidad y practicidad con la que pueden llevar a cabo iniciativas.

Tal es el caso de la asociación Salvando Latidos, quienes de la mano de la alianza CUMBRE IC, desde marzo 2022 han llevado a cabo los Latidos Fest en diferentes estados de la República Mexicana. En estos eventos abiertos al público en general se imparten sesiones sobre salud cardiovascular, cursos de reanimación cardiopulmonar (RCP) y uso del desfibrilador externo automático (DEA), así como asistir a talleres para aprender más temas sobre la salud del corazón.

Además, se ofrecen pruebas diagnósticas gratuitas para identificar en los asistentes su nivel de riesgo cardiovascular y acelerar su atención oportuna en la institución de salud de su localidad o en otro caso a la red de médicos que integra esta asociación.

El Dr. Manuel Gaxiola, representante en la CDMX de Salvando Latidos puntualizó que “tenemos el objetivo de mantener esta iniciativa que hasta hoy ha impactado a más de 350 personas en el país. Es un esfuerzo en colaboración que beneficia a la población y que suma a construir soluciones sostenibles ante la problemática que enfrentamos todos los mexicanos con las enfermedades cardiovasculares”.

Este próximo 24 de septiembre, se llevará a cabo un Latidos Fest en la CDMX. La cita es en la policlínica Ángel Urraza, servicio de cardiología y neumología en el 2º piso del Hospital Español a partir de las 9 am y hasta las 14hrs. Para más información visita las redes sociales de Salvando Latidos.

Para finalizar, la Dra. Giselle Román concluyó diciendo que “este tipo de iniciativas son las que necesitamos hacer sustentables y a mayor escala para beneficio de la población mexicana”.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.