Mitos y realidades sobre el implante auditivo

Fue hace más de 60 años cuando se realizó por primera vez una implantación coclear y aún existen algunos mitos en torno al tema, que impiden que los pacientes se acerquen a este descubrimiento tecnológico que les brinda la capacidad de volver a escuchar o hacerlo por primera vez, alcanzar sus metas personales y profesionales, así como el ser aceptado socialmente, al igual que cualquier otra persona en el mundo.

El implante consiste en realizar una cirugía en la que se coloca un dispositivo electrónico en el interior del cráneo y otro en la parte exterior de la cabeza con el propósito de suplir la función de las partes que se encuentran dañadas del oído interno y que dificultan la recepción de las ondas sonoras.

Existe una desinformación en la población acerca de este procedimiento, específicamente en la creencia de que los implantes están diseñados para personas de la tercera edad. Diversas investigaciones han demostrado que el implante coclear es un sistema seguro y eficaz, que puede ser utilizado a cualquier edad, para atender a sorderas súbitas unilaterales o bilaterales neurosensoriales, además de que cumple con todas las normas establecidas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) norteamericana y también de la Unión Europea.

En ocasiones los pacientes tardan en tomar la decisión de ser implantados porque se sienten intimidados con la idea de entrar a un quirófano e invertir en una operación. Ante esta situación, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) recomienda acercarse a los diferentes programas sociales y de salud que se destinan a los Estados, ya que en algunos de ellos se ofrecen apoyos en los que asumen tanto el costo del implante, como el de la cirugía.

Los especialistas de MED-EL aseguran que factores como: el tiempo y la causa que originó la pérdida de la audición, el estado de salud u otro tipo de discapacidad que presente el paciente, son aspectos determinantes en el desarrollo para mejorar su capacidad auditiva. Entre más temprano se atienda, habrá más resultados y avances favorables.

“Hay muchos factores que influyen en el éxito de la implantación y que dependen de la edad en la que ocurrió la pérdida, la causa por la que ocurrió, cuánto tiempo lleva sin escuchar, si alcanza a escuchar algo o no escucha nada, si utiliza algún auxiliar auditivo, en fin hay muchas circunstancias que debemos de considerar cuando postulamos a un candidato, es seguro que recupere su audición, pero tenemos que considerar toda su historia clínica para apoyarlo durante las terapias que tiene que tomar, mientras sus oídos se acostumbran al sonido, pero definitivamente la realidad es que la recuperación depende de que el paciente se atienda lo antes posible”, comentó la Dra. Jimena Atuan, especialista en Audiología, Foniatría y Otoneurología de MED-EL.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen alrededor de 466 millones de personas con pérdida auditiva, de las cuales 34 millones son niños y niñas. Según los datos de la Secretaría de Salud se estima que en el país hay 2.3 millones de personas con esta discapacidad, cerca del 2 por ciento son menores de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.