Presentan novedosos lentes para mejorar la salud visual de los escolares

 

La OMS señala que al menos 2,200 millones de personas tienen deficiencia visual o ceguera en el planeta; de estos casos, casi la mitad (más de 1,000 millones) podrían haberse evitado.

Por ello, fomentar la cultura de la prevención es importante para garantizar la salud visual de todos, sobre todo de los niños, quienes desarrollan su vista entre el nacimiento y los 7 años, tiempo suficiente para detectar y corregir algún error refractivo ocular que después podría ser irreversible.

Un error refractivo es cuando por la forma o longitud anormal del globo ocular, la luz no enfoca en la retina, provocando visión borrosa; de acuerdo con la UNAM, cerca del 80% de la población infantil mundial padece alguno.

Actualmente, con el exponencial uso de dispositivos digitales, encontrar miopía (dificultad para ver objetos distantes) en niños es común, produce cansancio visual, afecta el desempeño escolar, así como el desarrollo de habilidades sociales y deportivas

En la educación primaria, según un estudio de la Revista Mexicana de Oftalmología, la prevalencia de la miopía es del 13.7%, cifra que alcanza el 69.7% en la secundaria por cambios en el estilo de vida y la carga escolar. Llevar a los hijos a exámenes anuales de la vista y cubrir sus necesidades de visión es vital, pues les garantizará un mejor futuro y calidad de vida.

Para contrarrestar el avance de la miopía y atender al segmento infantil, las compañías Essilor (productos especializados para la visión) y Miraflex (armazones pediátricos) colaboran para ofrecer soluciones integrales en beneficio de la salud visual de los niños y adolescentes mexicanos.

La sinergia entre las dos compañías llega al país como la opción más completa para la corrección visual de los pequeños, mediante armazones que se adaptan perfectamente a su estructura facial, fabricados con materiales seguros, resistentes e hipoalergénicos.

Las primeras líneas que esta alianza pondrá en el mercado nacional durante el 2021 son lentes para niños de 3 meses a 10 años de edad, que al no contar con partes metálicas mitigan golpes faciales y oculares; y otra línea con divertidos diseños inspirados en tendencias que mezclan colores, texturas y acabados ideales para los pequeños del hogar.

 

Fotos: Cortesía

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *