El 80% de los adolescentes en el mundo realizan poca actividad física

El sobrepeso y la obesidad son un tema de salud mundial. Con pequeños cambios como realizar actividad física diariamente y poder lograr un balance energético (de lo que comemos y bebemos y gastamos con la actividad física), estas cifras podrían cambiar drásticamente y mejorar la calidad de vida de las personas que viven con ella.

El sedentarismo es un factor determinante de sobrepeso y obesidad en el mundo

  • De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cuatro hombres en el mundo, y una de cada tres mujeres, no cumple las recomendaciones de actividad física para una buena salud (OMS, 2022).  Esto equivale a que las personas con niveles insuficientes de actividad física tengan un riesgo de muerte entre 20 y 30% mayor.
  • A nivel mundial,  80% de los adolescentes no tiene actividad física suficiente. El incremento exponencial en el uso de pantallas, videojuegos y teléfonos celulares abona a esta falta de actividad física.
  • La OMS estima que los niveles de actividad física en el planeta no han aumentado desde 2001.

Para el caso particular de México,

  • Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (ENSANUT2021), 58% de la población mayor de 18 años es inactiva físicamente. Cabe destacar que, de las cuatro personas de cada diez que sí realiza ejercicio, sólo la mitad alcanza niveles suficientes de actividad física para obtener beneficios a la salud.
  • Es de resaltar que 43.8% de los hombres y solo 34.4% de las mujeres afirma realizar alguna actividad física. Del 65.6% de las mexicanas que refieren ser inactivas, 21.9% señala nunca haber realizado deporte alguno.

La OMS recomienda que la actividad física en hombres sea de un promedio de 5.5 horas a la semana, mientras que, para las mujeres, la actividad física recomendada baja un poco más de 4.5 horas a la semana.  Es decir, no es necesario invertir más de 45 minutos diarios a mover tu cuerpo. Ya sea que lo hagas por salud o por diversión, invertir menos de una hora diaria es muy redituable.

Las Naciones Unidas señalan que tener un estilo de vida activo durante la adolescencia tiene beneficios de por vida: mejora el tono muscular y la actividad cardiorrespiratoria, contribuye a la salud de los huesos y el metabolismo ayuda a controlar el peso. Además, la actividad física tiene un impacto positivo en el desarrollo cognitivo y la socialización.

La actividad física mejora la salud física, mental y social y el bienestar general; ayuda a prevenir enfermedades y reduce la carga sobre los sistemas de salud.  Los responsables de la Organización Mundial de la salud indicaron que se podrían evitar hasta 5 millones de muertes al año si la población mundial fuera más activa.

Los  especialistas de Quiero Saber Salud, se interesan en este tema y en todos aquellos que tienen que ver con la medicina preventiva, por lo que promueven información sobre las cifras de enfermedades crónicas degenerativas no transmisibles a fin de lograr un México sano y activo.

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.