Lanzan primer capítulo de la campaña “Historias de Peso”

 

Por Martha Oliva Hernández

Lanzan el primero de cuatro capítulos de la campaña de sensibilización “Historias de Peso” en medios de comunicación, redes sociales y en la página web de la asociación civil Obesidades, con el fin de eliminar el estigma y la discriminación hacia las personas que viven con obesidad.

Ello debido a que la obesidad ha sido blanco de chistes y de cuestiones discriminatorias, por lo que se debe dar un enfoque diferente a este padecimiento y una atención especializada basada en evidencia científica, eliminar el estigma y brindar un trato digno como se hace con otras enfermedades, señaló la Dra. Verónica Vázquez, presidenta de la Asociación Civil Obesidades en entrevista para Mi Estilo es Salud.

“El gran reto que tenemos como sociedad es reconocer que la obesidad no es una enfermedad estética. La obesidad es una enfermedad compleja que requiere de un equipo multidisciplinario que les proporcione herramientas y un tratamiento integral adaptado a sus necesidades, empático y sin estigma para la población que la padece”, aseveró.

En México, 74.2% de los adultos viven con sobrepeso u obesidad y 81.6% tienen obesidad abdominal. Por edad, las prevalencias más altas se encuentran en la cuarta y quinta década de la vida, en la cual 83.6% de la población presentó sobrepeso u obesidad, lo que es 4.3 veces más la posibilidad de tener obesidad en este grupo de edad que en la segunda década de la vida.

 ¿A qué se enfrenta una persona con sobrepeso u obesidad?

“Uno de los factores que impiden dar la atención debida y oportuna a la obesidad es la falta de reconocimiento de que es una enfermedad y todos los prejuicios que existen alrededor de ella, a nivel social e individual, muchos de nosotros hemos sido parte de burla hacia los pacientes”, señaló la doctora Vázquez.

Vivir con prejuicios y estigmas enferma más a las personas, ya que las conducen a conductas no saludables con autocuidado pobre, evitan buscar ayuda, viven siempre con sentimientos negativos hacia sí mismas, sufren de estrés, depresión, ansiedad y baja autoestima, dijo.

La entrevistada indicó: “El primer capítulo de la campaña presenta una realidad que no nos gusta, porque no queríamos repetir la situación a la que se enfrentan las personas con obesidad; sin embargo, buscamos que la gente se identifique, ya sea con la persona que enfrenta el problema o con quien realiza las bromas”.

Desde su lanzamiento, el pasado jueves 17, más de 94 mil personas han visto la campaña en Facebook y han empezado a recibir opiniones al respecto. “En nuestras redes sociales hay un botón que permite que la población interesada pueda chatear o preguntar sobre el tema, somos un puente o proveedor de información para que la gente tome la mejor decisión. También pueden mandar un correo a info@obesidades.org” para realizar cualquier pregunta”.

La doctora mencionó que están construyendo un localizador médico en donde participen especialistas que cuenten con cursos de Alta Especialidad en Obesidad, avalados por la Universidad Nacional Autónoma de México o por la Secretaría de Salud; o bien, que cuenten con una Maestría enfocada en el  tratamiento integral de la obesidad, una capacitación práctica o teórica que se ofrece en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”  o que cuenten con una capacitación internacional de la World Obesity Federation.

Indicó que solamente el 12% de las residencias médicas en México incluyen temas de obesidad en la formación, lo cual es grave y asegura que incluso un endocrinólogo que es el experto en glándulas o metabolismo puede no haber recibido capacitación en obesidad, lo mismo pasa con un internista o un médico general, por lo que es necesario capacitarse en el tema.

“Hay todo un sistema de atención médica que no está funcionando. La obesidad no puede ser diagnosticada exclusivamente por el peso, el médico debe hacer una evaluación integral que incluya la parte metabólica, el estudio de las enfermedades que afecten el metabolismo de la glucosa, la función hepática, la presión arterial, si padece apnea del sueño, la salud mental del paciente y su movilidad, esta es una evaluación que se llama Escala de Estadificación de Obesidad de Edmonton (EOSS, Edmonton Obesity Staging scale), instrumento incluido en la mayoría de las distintas guías clínicas para el tratamiento de la obesidad y que se ha venido convirtiendo en una clasificación indispensable para precisar las afecciones de cada paciente.

Por último, la Doctora Verónica Vázquez informó: “Para obtener información y apoyo, ponemos a disposición del público la página web de Obesidades www.obesidades.org”

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.