Envejecimiento demográfico en México, ¿quién cuidará de nosotros?

Actualmente hay casi 13 millones de personas mayores de 60 años en México, equivalente a 10% de la población. De acuerdo con proyecciones del Consejo Nacional de Población, en 2030  llegará a 20 millones 365 mil 839 personas.

Datos de la última Encuesta Nacional sobre Salud y Envejecimiento en México, (ENASEM), muestran que al menos hay 1 millón de personas dependientes o con necesidad de cuidados; de ellos, 99.9% están en sus domicilios y son familiares inmediatos los que les brindan cuidado.

Estas cifras se dieron a conocer durante el simposio “Retos del cuidado de personas mayores en México: el papel del modelo de cuidados a largo plazo”. En el conversatorio se contó con la presencia del Dr. Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director general del Instituto Nacional de Geriatría; la Dra. Mariana López Ortega, investigadora en el Instituto Nacional de Geriatría; la Dra. Jacqueline L. Ángel, profesora de asuntos públicos y el Dr. Ronald J. Ángel, profesor de sociología en la Universidad de Texas en Austin, entre otros invitados especiales.

“Se estima que prácticamente un tercio de la población global en el 2050 serán personas mayores de 60 años. Es un gran número y no tenemos todavía, ni en México ni el mundo, los sistemas para cuidar de manera eficiente a esta población que va en aumento rápido. Los principales retos son el desarrollo de Alzheimer y otras demencias, así como la discapacidad física”, señaló el Dr. Rodrigo Cruz, director médico de Belmont Village.

Modelos de cuidado a largo plazo

Durante la conferencia, los especialistas señalaron la necesidad de establecer un sistema nacional de cuidado, así como una perspectiva de derechos humanos y la formación de capital humano para hacer frente al envejecimiento natural de la población.  

Parte de ellos destacan el papel de instituciones como Belmont Village dentro de dicho desafío social al ofrecer un modelo único en México, el cual replica el de la cadena estadounidense con residencias en California, Florida y Texas.

Lo anterior genera que la persona mantenga su nivel de independencia durante el mayor tiempo posible, a diferencia de estar en cas sin estimulación cognitiva continua.

“En la actualidad, nuestra prioridad es contribuir a un sistema nacional de cuidados que ponga a trabajar en conjunto a lo poco que hay, pero que constituye una base para construir hacia futuro un verdadero sistema que contribuya a mejorar nuestra calidad de vida conforme envejecemos”, añadió el Dr. Luis Miguel Gutiérrez, director general del Instituto Nacional de Geriatría.

Este tipo de pláticas permiten sensibilizarse sobre la relevancia de contar con espacios óptimos para el cuidado de las personas mayores, y sobre todo aquellas que pudieran tener pérdida de memoria, Alzheimer y otros tipos de demencia.

Fotos: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.