Cuidado con tratamientos de células madre sin evidencia

Por Johana Ojeda*

Presidenta de la Asociación Vida y Células Madre bancos-celulas-madre.org

¿Has comprado cremas, aceites faciales o shampoos que dicen ser “elaborados con células madre”? ¡Ten cuidado, puede tratarse de un procedimiento fraudulento o de publicidad engañosa!

A diario nos bombardean con publicidad de productos regeneradores de la piel, del cuero cabelludo o algún otro órgano fabricados con células madre; sin embargo, las células requieren un cuidado especial para mantenerlas vivas.  Los deseos de perpetuar la juventud o de curar enfermedades milagrosamente perjudican la evidencia científica de las también llamadas células troncales o progenitoras, las cuales sí tienen la capacidad de regenerar otras células de nuestro organismo, pero esto no sucede mágicamente, ocurre con cierto tipo de células madre bajo ciertas condiciones específicas.

Cuando hablamos de los alcances de las células madre se podría traer a la mesa el caso del tercer paciente curadode VIH, conocido como el “Paciente de Düsseldorf” que logró curarse del virus tras recibir un trasplante de células madre para erradicar la leucemia que padecía. Cabe mencionar que, los trasplantes de células madre de la sangre son parte del tratamiento convencional y aprobado cuando un paciente tiene un cáncer de la sangre como leucemia, linfoma o mieloma.

El trasplante realizado en dicho paciente fue con células madre de la sangre de un donador con una mutación especial que evita que las células del sistema inmune puedan ser contagiadas por el VIH, lo que propició que el virus ya no lo pudiera recontagiar, de acuerdo con el estudio publicado en la revista Natura, el pasado mes de febrero.

Este suceso es un caso más de éxito de un tratamiento con células madre que está basado en el conocimiento científico y mecanismos de dichas células; lo que significa que conociendo lo que las células madre pueden hacer biológicamente, se utilizan como parte del tratamiento para regenerar, reemplazar o reparar algún proceso en el cuerpo.

Ahora bien, la información que leemos en internet no nos debe alentar a ir corriendo a una clínica a que nos cure todos nuestros males, aunque existen instituciones en donde se ofrecen procedimientos con células madre, hay otros en los que solamente engañan a los pacientes. Los procedimientos con tales células tienen indicaciones (usos) específicas según las propiedades y características de las células que se utilizarán. Hoy en día no existe evidencia de que curen todo o sirvan para todo.

                                                                                                   Johana Ojeda

 

Años de investigación avalan el uso de células madre

Existen dos tipos de células madre provenientes del cordón umbilical; las células hematopoyéticas que se encuentran en la sangre del cordón umbilical y en la médula ósea, las cuales hoy en día son utilizadas para el tratamiento de más de 80 enfermedades de la sangre, como: leucemias, mielomas, diversos tipos de anemias, inmunodeficiencias, entre otros.

Asimismo, las células madre mesenquimales, localizadas en el tejido del cordón umbilical, médula ósea y pulpa de los dientes que están en proceso de investigación para diferentes enfermedades y se han empezado a probar en pacientes y en algunas afecciones han tenido resultados alentadores.

Es importante mencionar que, a nivel mundial se han realizado más de 40 mil trasplantes con células madre del cordón umbilical para atender algunas de las enfermedades de la sangre antes mencionadas. También existen 300 ensayos clínicos que continuamente estudian el uso de las células madre hematopoyéticas y otros 125 que investigan las células madre mesenquimales.

Incluso, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), señala que la aplicación de células madre cuenta con diversos protocolos clínicos alrededor del mundo que se han aprobado bajo el rigor de las mejores prácticas clínicas y de investigación.

¿Qué hacer para evitar un fraude?

La población debe estar atenta a la información de datos concretos para evitar ser objeto de fraudes.

La misma autoridad regulatoria en nuestro país, la Cofepris, indica que la institución en donde se realizan procedimientos médicos debe contar con un Comité de Ética que garanticen la dignidad y el bienestar de la persona y debe ajustarse a criterios técnicos y lineamientos claros para regular la aplicación de los procedimientos, además de técnicas de almacenamiento y laboratorios de recolección.

Por ello, para evitar caer en alguna mentira, las personas interesadas en  conocer más acerca de procedimientos con células madre deben consultar la página de la Cofepris para saber si las instituciones cuentan con un registro y licencia para funcionar, o bien informarse en la Asociación Vida y Células Madre (bancos-celulas-madre.org), organización sin fines de lucro que busca la divulgación certera de las células madre y crear conciencia sobre el buen uso de las mismas.

*Johana Ojeda es ingeniera biomédica egresada de la Universidad de Monterrey, cuenta con una maestría en Tecnología en Células Troncales por la Universidad de Nottingham, Inglaterra.

Fotos: Cortesía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.