Guía de salud bucal para mujeres en cada etapa de su vida

La salud bucal en las mujeres requiere de cuidados especiales durante cada una de las etapas de su vida, ya que existen cambios en los niveles hormonales. Por ello, te presentamos la guía de salud bucal para ellas en cada etapa de su vida.

A lo largo de nuestro desarrollo no se nos ha dicho que la salud bucal impacta en nuestro bienestar físico en general y más si somos mujeres, ya que los cambios en los niveles hormonales durante la adolescencia, menstruación, embarazo y la menopausia pueden afectar a la respuesta del sistema inmunitario ante determinadas bacterias bucales y facilitar su desarrollo; por lo que, en estos períodos necesitamos de un cepillado más detallado, utilizar el hilo dental y enjuague bucal diariamente para prevenir enfermedades periodontales. A continuación, te mostramos con más detalle los cuidados que se deben tomar en cuenta para cada etapa:

Adolescencia

Durante la adolescencia, es esencial asegurar la salud bucal femenina utilizando pasta de dientes con flúor e hilo dental después de las comidas; se deben cepillar los dientes al menos 2 veces al día y que una de ellas sea antes de acostarse, ya que es el cepillado más importante; así como llevar una dieta equilibrada, disminuyendo la ingesta de azúcares.

También, es relevante acudir a revisiones periódicas con un especialista, debido a que a partir de esta etapa se puede evaluar si la posición de los dientes está ocurriendo correctamente o si es necesario iniciar un tratamiento de ortodoncia.

Menstruación

El ciclo menstrual tiene efectos hormonales que pueden llegar a afectar a la salud oral. Algunas mujeres pueden sentir la encía inflamada antes de sus períodos, mientras que otras experimentan aftas u otro tipo de consecuencias. Aunque estos síntomas suelen ceder una vez que el período comienza, es necesaria una dieta cuidadosa, con una baja ingesta de azúcar y mantener la rutina habitual de limpieza de los dientes -cepillado correcto e hilo dental- es esencial para prevenir enfermedades que pueden afectar los dientes y encías.

Embarazo

Esta es una etapa donde el cuerpo experimenta diversos cambios y las encías tienden a inflamarse más. Además, puede aparecer la periodontitis -infección que daña las encías-. Por lo tanto, se debe utilizar un cepillo específico con filamentos suaves que no dañen las encías, usar pastas con acción antiséptica y antiinflamatoria, así como no fumar, ni consumir alcohol y reducir la ingesta de alimentos dulces y ácidos, ya que favorecen la creación de placa bacteriana (una película incolora, pegajosa compuesta por bacterias y azúcares que se forma y adhiere sobre nuestros dientes). No te olvides de visitar regularmente al dentista durante este proceso.

Menopausia

La menopausia produce cambios hormonales que también provocan afectaciones en la salud bucal, como enfermedades periodontales o sequedad en la boca. Por lo que es sumamente importante acudir con el dentista periódicamente, mantener un buen cepillado con un cepillo de cerdas suaves para no lastimar las encías, utilizar pastas de dientes con flúor, mantenerte siempre hidratada y no abusar de alimentos ácidos, picantes, salados o muy fríos o calientes. Sigue disfrutando de una boca sana visitando a tu odontólogo de confianza de manera regular. Siempre es mejor prevenir que curar.

En conclusión, el cepillado tres veces al día, las revisiones y limpiezas periódicas son clave para que la boca esté saludable. Recuerda, si cuidas tu sonrisa, cuidas todo tu cuerpo. Este mes que se celebra el Día Internacional de la Mujer, ¡cuida tu salud dental para que sonrías toda la vida!

Con información de la comunidad de doctores certificados B360

Fotos: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.