El 80% de las personas con EPOC y el 40% de los pacientes con Asma no están diagnosticados

Dos de cada diez personas en México padecen Asma (A) o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), lo que impacta en su calidad de vida, pérdida de días laborales o escolares y aunque los avances de la ciencia nos permitirían contar con los medicamentos adecuados, la falta de presupuesto, de profesionales calificados y de medicamentos dificulta la detección oportuna y el tratamiento específico, señaló la Dra. Ireri Thirión Romero, especialista adscrita al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Dijo que el 80% de quienes viven con EPOC y el 40% de los que cursan con Asma no son diagnosticados, lo que impacta posteriormente en altos costos de sufrimiento para el paciente y de gastos médicos que pueden implicar hospitalizaciones, y visitas frecuentes a las áreas de urgencias. Falta el acceso al uso de la espirometría previa y posterior al uso de broncodilatadores, así como de profesionales que puedan realizarlas e interpretarlas.

La señora Migdalia Denis, quien vive con hipertensión pulmonar e integrante del Grupo Focal Global sobre EPOC, destacó la necesidad de incorporar la voz de los pacientes en todas las fases de la prevención y el tratamiento a problemas respiratorios, pero también en la elaboración de las políticas públicas correspondientes. Señalo que la EPOC causa más de tres millones de decesos año.

“Hablamos de una enfermedad irreversible pero que pudiera prevenirse con diagnóstico temprano y la adopción de hábitos de vida saludables por parte de las personas. Recomendó el empoderamiento de las y los pacientes para que sean coadyuvantes de su tratamiento y recuperación; puso el ejemplo de Canadá, donde al manejo médico y farmacológico de la enfermedad, se incorporó la participación de los pacientes, con información sobre los desafíos que afrontan con la enfermedad, lo que repercutió en su mejor calidad de vida”.

En el panel de expertos participaron los especialistas Sebastián Rodríguez (INER), Ricardo Lemus (Centro Médico La Raza del IMSS) y José Luis Miguel (INER). El primero subrayó la necesidad de consultar e informar debidamente al gremio médico sobre la importancia epidemiológica del Asma y la EPOC, y dotarlos de herramientas actuales, como la telemedicina, que permitan la comunicación adecuada y expedita entre los niveles de atención.

 

El Dr. Lemus llamó a autoridades institucionales a emprender acciones permanentes  y masivas de concientización que ayuden a revenir el desarrollo de esas enfermedades, principalmente evitando el consumo de tabaco y la preparación de alimentos en zonas rurales con carbón o leña y escasa ventilación.

El Dr. Miguel señaló la importancia de educar al gremio médico para que pueda identificar un problema de vías aéreas para referirlo prontamente a un área especializada, diferenciándolo de un trastorno común expresado en tos. El problema que afrontamos en el INER es que todos los pacientes nos llegan sin diagnóstico, cuando pudieron haber sido diagnosticados en el primer nivel y muchos de ellos pudieron ser tratados en un primer nivel de atención.

El Dr. Lemus propuso establecer lazos de comunicación permanentes entre los primeros y segundos niveles de atención de las instituciones, que evitarán el temor que muchos Profesionales sienten en el primer nivel i evitarán la pérdida de oportunidades de atender a tiempo un padecimiento.

A tal efecto propuso la elaboración y difusión de guías de práctica clínica adecuadas a esos niveles. El Dr. Lemus reitero la importancia de la telemedicina pero también de la interdisciplina en el manejo de los problemas respiratorios, lo que nos permitiría ahorrar recursos.

El Dr. Rodríguez se pronunció por incorporar a la prevención y el tratamiento de A y EPOC a enfermeras, médicos generales y otros actores del personal de salud y llamó la atención sobre me necesidad de descentralizar los servicios puesto que se brindan nada más en ciertas ciudades de algunos estados.

El Mtro. Erick Antonio Ochoa, leyó y puso a consideración de esos expertos un “Decálogo” de Recomendaciones para la Atención de las Enfermedades Respiratorias Crónicas. Añadió: “seguiremos circulando esta propuesta entre los especialistas en el tema y posteriormente la integraremos a la agenda de salud que promoveremos durante el proceso electoral entre partidos políticos y candidatos, para que el Asma y la EPOC dejen de ser soslayados como problemas de salud pública.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.