Presentan libro de la inmunoglobulina humana para  autoinmunidad ante el COVID-19

Con el fin de dar a conocer la importancia de la inmunoglobulina humana en la atención de pacientes que presentan infecciones frecuentes por virus, bacterias y hongos, se presentó la segunda edición del libro  Inmunoglobulina humana, tratamiento en inmunodeficiencias, autoinmunidad, inflamación y COVID-19 para comunidad médica de México.

Para saber más sobre la inmunoglobulina, la doctora Julia Irene Méndez León, autora y editora principal del libro, mencionó que la inmunoglobulina intravenosa (IGIV) contiene proteínas plasmáticas principalmente de IgG, que en su forma natural en el organismo actúan como anticuerpos para defenderlo frente a infecciones que pueden ser por virus, bacterias u hongos.

Es un tratamiento terapéutico para muchos padecimientos que cursan con deficiencias de anticuerpos, tales como diabetes, desnutrición, uso de inmunosupresores, etc., el cual se prepara a partir de un grupo de inmunoglobulinas del plasma de miles de donantes sanos.

Tiene múltiples otros beneficios, además de protección contra infecciones, detención de la progresión de daño a órganos de choque, inmunomodulación, con mejoría de la calidad de vida para los pacientes, así como disminuyendo los costos económicos en forma considerable.

Durante la pandemia se utilizó la IGIV, también por su acción como anticuerpos neutralizantes, en pacientes con COVID-19 grave, en varios estudios se ha reportado que el tratamiento con inmunoglobulinas puede ayudar a modular la respuesta inmune y detener esta tormenta de citoquinas y procesos neumónicos evitando la insuficiencia respiratoria grave, asociada a algunos pacientes graves de coronavirus.

Por esta razón y ante la continua necesidad de los profesionales de la salud por estar familiarizados con los tratamientos de los diferentes padecimientos donde se utiliza inmunoglobulina humana, el laboratorio LFB impulsó el desarrollo de una obra médica literaria en la que participaron un total de cuatro editores y 17 autores y coautores médicos, químicos, biólogos, expertos en investigación y líderes de diversas especialidades y subespecialidades de la medicina.

De acuerdo con la doctora Julia Irene Méndez-León, especialista en pediatría con subespecialidad en inmunología clínica y alergología, la intención de este compendio es dar a conocer los avances más recientes sobre el uso de la IGIV, de una manera resumida y práctica, en los diferentes padecimientos ocasionados por inmunodeficiencias primarias, que engloban a más de 300 trastornos de origen genético; y secundarias, es decir, aquellas que se derivan de factores no congénitos como infecciones, enfermedades crónicas y por el uso de ciertos fármacos.

Adicionalmente explicó que la inmunoglobulina administrada por vía intravenosa puede ayudar a tratar o prevenir ciertos padecimientos cuando el sistema inmunitario del paciente no está a la altura de la tarea. Asimismo presentó casos de pacientes a los cuales se les administró inmunoglobulina, gracias a la cual se redujeron los eventos alérgicos como dermatitis, las neumonías o infecciones recurrentes que ocasionan pérdida de órganos.

Apuntó que es posible determinar una carencia de inmunoglobulina a través de una biometría hemática y refirió que el estrés, el ejercicio excesivo, la desnutrición y la diabetes generan problemas en el sistema inmune.

En cuanto a su funcionamiento, detalló que la IGIV confiere la inmunidad pasiva a través de los anticuerpos presentes en la mezcla de plasma de los donantes que contienen los preparados, los cuales son seleccionados cuidadosamente bajo procesos rigurosos de esterilización para reducir el riesgo de infección del receptor. En México, la donación de plasma se redujo en un 80% durante la contingencia.

Sobre el contenido del ejemplar, el doctor Adolfo Leyva-Rendón, médico cirujano con especialidad en neurología y medicina interna, resaltó: “esta publicación cuenta con una descripción de las generalidades del sistema inmune, lo cual servirá para guiar al médico que no es inmunólogo antes de adentrarse en el resto de los capítulos en donde se describe a detalle los mecanismos de acción de la inmunoglobulina intravenosa (IGIV), sus métodos de obtención y de esterilización; y su uso en diferentes padecimientos hematológicos, reumatológicos, neurológicos, infecciosos, oftalmológicos, ginecológicos, así como infecciones derivadas por COVID-19”.

“Esperamos que el libro sea una herramienta de valor para estudiantes de medicina, médicos residentes y de atención primaria, así como para especialistas y subespecialistas que en su práctica diaria atienden a niños, adultos y mujeres embarazadas con enfermedades inmunológicas, inflamatorias, autoinmunes y con padecimientos infecciosos originados por Covid-19, en donde se utiliza la inmunoglobulina humana como tratamiento”, puntualizó la doctora Julia Irene Méndez-León.

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.