El Senado aprueba de la minuta de reforma a la Ley General para el Control del Tabaco

La Comisión de Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores aprobó el viernes 3 de diciembre la minuta que considera el establecimiento de los espacios 100% libres de humo y emisiones en todo el país, así como la eliminación total de la publicidad de productos de tabaco.

Esta iniciativa fue aprobada en la Cámara de Diputados y ya fue votada en la Comisión de Salud y de Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores, actualmente sólo faltaría que sea votada en pleno para que luego de 13 años de inamovilidad legislativa en materia de control de tabaco se lograra que México sea un país libre de humo de tabaco y emisiones, así como prohibir en su totalidad la publicidad de tabaco.

El Mtro. Erick Antonio Ochoa, director de Salud Justa, enfatizó la congruencia política de los legisladores al no ceder ante las presiones de las tabacaleras “Al que pareciera sencillo, como decidir entre salvaguardar la salud de las personas frente a los intereses comerciales del tabaco, en ocasiones no lo es. Ello sucede por la permanente presión que de distintas formas despliegan sobre ustedes los representantes y personeros de las poderosas empresas tabacaleras para influir y malograr sus determinaciones en favor de la ciudadanía”.

Juan Núñez Guadarrama, coordinador de la Coalición México SaludHable, solicitó al Senado que respalde en el pleno la decisión de las comisiones citadas. La aprobación está totalmente justificada desde la perspectiva de salud púbica, pero también tiene el respaldo de la población, que fue consultada en una encuesta reciente, de tal suerte que es políticamente acertada.

Recordó que además de beneficiar esa actualización a las personas que fuman o que conviven con quienes fuman, la actualización de la ley coadyuvará grandemente en la disminución del tabaquismo, en su condición de factor de riesgo que desencadena las enfermedades no transmisibles.

 

En México se registraron 17.3 millones de fumadores, 12.1 millones son hombres y el 5.2  mujeres en 2015. Sin embargo, está incrementando el consumo de tabaco en los jóvenes de 12 a 17 años, informó la Secretaría de Salud.

 

Investigadores del Centro de Información para Decisiones en Salud (CENIDS), del  Departamento de Investigación sobre Tabaco/Centro de Investigación de Salud Poblacional (CISP), del  Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) señalan que hay que evitar que los jóvenes comiencen a fumar a temprana edad. Hacer que los jóvenes y adultos dejen de consumir tabaco y eliminar el humo que hace daño a quienes están cerca del fumador.

Y afirman que dejar de fumar se traduce en: baja el riesgo de tener un infarto del corazón a las 24 horas; a las 3 semanas, mejora la circulación y el funcionamiento de los pulmones, a las 5 semanas mejora el sentido del olfato y el gusto (todo sabe y huele más). A las 9 semanas hay menos tos, cansancio y mejora la respiración. Al año se reduce a la mitad el riesgo de tener un infarto del corazón. A los 5 años el riesgo de infarto es igual al de alguien que nunca ha fumado.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.