Ella perdió la lucha contra el cáncer, pero entró al Salón de la Fama de los Patriotas

Durante octubre, los emparrillados de la NFL se tiñen de rosa en alusión a la prevención y lucha contra el cáncer de mama. Sin embargo, otros tipos de cáncer, como el mieloma múltiple (MM), no reciben tantos reflectores debido a factores como la complejidad para su diagnóstico, por ello es importante recordarlo este mes de febrero, en el marco del Super Bowl LVI.

En  2020 el cáncer arrebató a los Patriotas de Nueva Inglaterra a una de sus joyas más preciadas: Tracy Sormanti, quien fuera su directora de porristas desde 1994.

El caso de Tracy no fue precisamente el que los médicos están acostumbrados a ver cuando de mieloma múltiple se trata: era una mujer de 55 años, que llevaba un estilo de vida saludable, con actividad física prácticamente a diario y que inyectaba de energía positiva a toda la organización de los “Pats”. Por eso, su diagnóstico cayó como un balde de agua fría en Foxborough.

Este tipo de cáncer “suele presentarse más en personas mayores de 60 o 65 años, estiman las estadísticas mundiales, y es más común en los hombres en una relación casi de dos pacientes varones por cada paciente mujer”, apunta la doctora Angélica Romo, hematóloga y gerente médico de la división de Alta Especialidad de Sanofi.

A lo largo de tres años de batalla, Tracy Sormanti no dejó que el mieloma múltiple, que es el segundo tipo de cáncer sanguíneo más frecuente, interfiriera con sus actividades laborales, siendo fiel a los valores que siempre promovió: compromiso, responsabilidad, dedicación y buena actitud.

Incluso, el equipo seis veces campeón de la NFL la recuerda presente en casi todos los juegos y prácticas, a pesar de que, “al ser una enfermedad incurable, el paciente es propenso a sufrir recaídas”, admite la doctora Romo Jiménez.

El reloj para Tracy llegó a ceros en diciembre de 2020; tenía 58 años. Y todavía siete meses después de su partida, logró hacer una última acrobacia: convertirse en la primera mujer en ser exaltada al Salón de la Fama del equipo de sus amores, al cual sirvió durante 32 temporadas.

“No sabía qué era el mieloma múltiple”

Otro caso de MM que recientemente sacudió al mundo de la NFL fue el de Johnny Holland, entrenador de linebackers de los 49ers de San Francisco y miembro del Salón de la Fama de los Empacadores de Green Bay. A sus 56 años, una recaída lo obligó a poner pausa en el trabajo para recibir tratamiento, a dos años de haber sido diagnosticado.

Por eso, hace un par de meses, el entrenador en jefe de los “Niners”, Kyle Shanahan, lució unos tenis conmemorativos para transmitir su apoyo a Holland y al Instituto para la Investigación del Mieloma y el Cáncer de Hueso de Estados Unidos. “No sabía lo que era el Mieloma múltiple hasta que le dio a Johnny. Y fue entonces que me di cuenta de cuánta gente padece esta enfermedad. Así que fue genial crear conciencia y apoyarlo a él y a esta causa tanto como se pueda”, declaró Shanahan en aquel entonces.

Precisamente, concientizar a la población acerca del mieloma múltiple es la mejor arma disponible para tacklear a este cáncer antes de que sea demasiado tarde, como en el caso de Tracy Sormanti. “Hasta el momento, no se tienen definidos factores de riesgo prevenibles, pero podemos sospechar su presencia cuando hay fatiga extrema, dolor óseo que no cede con medicamentos o altos valores de calcio, por ejemplo. De ser así, hay que acudir al médico de inmediato”, señala la Dra. Angélica Romo.

Por suerte, padecer MM ya no es sinónimo de un desenlace fatal a los pocos meses de diagnosticarse. Tracy tuvo oportunidad de vivir tres años después de la detección de cáncer, pero los avances médicos hoy ya pueden ofrecer a las personas con mieloma hasta más de 10 años con una buena calidad de vida, siempre y cuando se actúe de manera oportuna.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.