El asma, un problema de salud pública poco atendido

Por Martha Oliva Hernández

El asma es un problema de salud pública global que afecta en todas las edades. En 2019 fue responsable de 262 millones de casos, 461 mil muertes y 21.6 millones de años de vida perdidos por discapacidad (DALYs, por sus siglas en inglés), lo que representa el 20.8% del total de los años perdidos por enfermedad crónica respiratoria señaló el Mtro. Erick Antonio Ochoa, director General de Salud Justa Mx.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un tema de gran importancia para la salud pública, pues se estima que, en el mundo, más de 339 millones de personas tienen asma y que en 2016, hubo 417,918 muertes a causa de este padecimiento, dijo el Mtro. Antonio durante el foro virtual: Asma, una enfermedad subestimada.

En México 8.5 millones de personas sufren de asma y los más afectados son los niños de 0 a 14 años. En los últimos 10 años la prevalencia de este padecimiento sigue igual de alta tanto en escolares como en adolescentes.

En nuestro país, uno de cada tres escolares y uno de cada 10 adolescentes enfrentan este padecimiento, por lo que se requiere personal médico especializado y accesibilidad a los medicamentos.

La importancia de controlar el asma

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias. Es una de las enfermedades pulmonares de duración prolongada más comunes en los niños, aunque los adultos también pueden padecerla.

La Dra. Désirée Larenas Linnemann, alergóloga e inmunóloga clínica,
coordinadora general de la Guía Mexicana del Asma, indicó que los síntomas del asma son: falta de aire, silbido de pecho, sensación de opresión en el pecho, tos y puede presentarse rinorrea y estornudos.

Apuntó que cuando se dice que el asma es leve, no lo es tanto y en ocasiones el paciente puede presentar crisis asmática cuando el tratamiento no responde con el medicamento rescatador, por lo que es necesario ajustar el tratamiento y  prescribir una combinación de un broncodilatador y un corticoides inhalado para mantener el control de este padecimiento.

La especialista señaló que en el área de las enfermedades respiratorias es necesario educar y capacitar a médicos de primer contacto, a médicos internistas, porque lo que sufren hoy son graves consecuencias por falta de adiestramiento y recursos humanos. Asimismo, aseveró que el paciente con asma tiene poca calidad de vida y se requiere de un tratamiento y manejo adecuado de la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza mediante pruebas de función pulmonar (espirometría), prueba de ejercicio cardiopulmonar y con la detección de las manifestaciones clínicas, comentó Dr. Rodolfo Posadas Valay, fundador del programa de ayuda para dejar de fumar.

Los desencadenantes del asma son:

  • Alérgenos aerotransportados, como el polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho, la caspa de animales
  • Infecciones respiratorias, como un resfriado común
  • Actividad física
  • Aire frío
  • Contaminantes del aire e irritantes, como el humo

Aseguró que en México existe una corticofobia, es decir, un rechazo al uso de estos medicamentos, además de que existen barreras socioculturales que estigmatizan a los pacientes y subrayó que nadie debe sufrir y menos morir por asma.

Por su parte, el Dr. Sebastián Rodríguez Llamazares, adscrito al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y experto en salud pulmonar apuntó que el asma se caracteriza por ser una enfermedad inflamatoria crónica y variable de la vía aérea, el bronquio se hincha hacia adentro y se cierra.

Lograr un control del asma es el problema de muchos pacientes con esta enfermedad respiratoria y esto puede tener una gran repercusión en su calidad de vida, ya que aumenta los ataques de asma (exacerbaciones) y empeora los síntomas.

Pero ¿a qué podría deberse esta falta de control de la enfermedad?

El Dr. Sebastián apuntó que el objetivo del tratamiento es lograr una mejor calidad de vida, ya que el asma es una enfermedad no curable, pero sí controlable. Aseguró que actualmente hay medicamentos modernos, que mejoran la calidad de vida del paciente, lamentablemente son más caros, por lo que muchos pacientes no tienen apego a su tratamiento.

Por último, los especialistas subrayaron la necesidad de visibilizar el asma como un problema de salud pública, muy frecuente y que puede poner en riesgo la vida de los pacientes.

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.