La osteoartritis, uno de los 10 principales motivos de consulta y discapacidad

La osteoartritis (OA) es un padecimiento que se presenta por el desgaste de las articulaciones por la edad y, en algunos casos, por la práctica de deportes extremos y que afecta principalmente a las articulaciones que soportan el peso, como son las rodillas, cadera y columna, pero que también se presenta en las manos, tanto en hombres como en mujeres.

La prevalencia varía enormemente en las diferentes regiones del país; por ejemplo, en Chihuahua hay 20 personas con esta enfermedad por cada 100 habitantes, en Nuevo León hay aproximadamente 16 por cada 100, en la Ciudad de México 12, en Yucatán del 6 y en Sinaloa solo 2 personas por cada 100 llegan a presentar OA.

La osteoartritis es la enfermedad reumática más frecuente a nivel mundial, además de ser una de las principales causas de dolor articular y discapacidad en la población adulta y adulta mayor. En México se estima que esta enfermedad ataca a 11.7% de las mujeres y 8.7% de los hombres.

El doctor Ricardo Guzmán, comenta: “El diagnóstico de esta enfermedad reumática se establece mediante una exploración física completa y estudios de radiología. Aunque no se cura, sí es posible disminuir su impacto y mejorar la calidad de vida del paciente con los tratamientos y terapias adecuadas. Esta es una enfermedad de carácter degenerativo y progresivo”.

El tratamiento para la osteoartrosis es de por vida, y actualmente se está incluyendo el uso de fármacos a base de curcumina bio-optimizada (bio-curcumina), como es el caso de Lesotris, fármaco con grado farmacéutico y elaborado con nanotecnología que es más amigable para el organismo en términos de seguridad en efectos secundarios.

Este fitofármaco es un coadyuvante en la atención de los síntomas asociados a la artritis y proporciona alivio a la inflamación y el dolor articular asociado con la OA y tendinitis.

Hoy en día, informó el doctor Guzmán, “existen tratamientos innovadores que coadyuvan a que el avance de esta enfermedad sea más lento. Por lo regular, el tratamiento de la OA se complementa con analgésicos y antiinflamatorios y un estricto apego al tratamiento.

Como parte del tratamiento de la OA, se recomienda mantener actividad física moderada, como natación y caminar en superficies blandas, lo que ayuda a los pacientes a mantener un buen tono muscular, y por tanto, es preciso que el paciente haga conciencia de la importancia de llevar una dieta saludable, con el fin de aminorar el impacto de la OA en la productividad.

La OA es una enfermedad compleja, que implica un cúmulo de factores de riesgo, como la edad, la ocupación, los traumatismos, etcétera. Hoy en día la OA es la forma más común de artritis y en la mayor parte de los pacientes se manifiesta con dolor articular y limitación funcional, por lo cual los objetivos del tratamiento deben contemplar controlar el dolor y la inflamación, así como minimizar la discapacidad.

Aparece principalmente en manos (43.3 %), rodillas (23.9%) y cadera (10.9%).

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.