La leucemia es el noveno cáncer más frecuente en México

Cuando se piensa en leucemia, nos viene a la mente el cáncer más frecuente en niños. Y aunque así es, no se debe dejar pasar que existen distintitos tipos de leucemias y que algunas de ellas tienen mayor frecuencia en adultos después de los 50 años.

La leucemia representa el noveno cáncer más frecuente en México, tan solo en 2020 Globocan reportó 6,955 nuevos casos y 4,786 defunciones por este mal. Es decir, de los casos reportados, más del 50% de los pacientes mexicanos fallecieron. En gran medida, es debido a la falta de diagnóstico temprano y desconocimiento de estos males que impiden un tratamiento oportuno.

Por ese motivo es importante estar alerta de algunos síntomas que, en combinación con una biometría hemática, pueden dar un diagnóstico certero de estas neoplasias.

La leucemia es el cáncer de los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluso la médula ósea y el sistema linfático.  Esta enfermedad, involucra a los glóbulos blancos que son poderosos combatientes de infecciones; por lo general, crecen y se dividen de manera organizada, a medida que el cuerpo los necesita. Pero en las personas que tienen leucemia, la médula ósea produce una cantidad excesiva de glóbulos blancos anormales que no funcionan correctamente.

¿Cuáles son algunos tipos de leucemias que afectan a los adultos?

Leucemia Mieloide Aguda (LMA): Es un cáncer de la sangre que inicia en la médula ósea (el tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos y el lugar donde se producen las células sanguíneas) progresa de manera rápida, por ello se denomina aguda.

Se llama «leucemia mielógena» porque afecta a un grupo de glóbulos blancos llamados «células mieloides», que normalmente se convierten en los diversos tipos de células sanguíneas maduras, como los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

En algunas ocasiones puede afectar otras partes del cuerpo como los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) o los testículos.

Si bien no se conoce la causa exacta que causa la leucemia mieloide aguda, sí que se conocen una serie de factores de riesgo asociados. Se entiende por factor de riesgo toda aquella circunstancia que aumenta las posibilidades de que una persona desarrolle la enfermedad.

Los factores de riesgo asociados a la leucemia mieloide aguda son: 

  • Tabaco: El tabaquismo es un hábito de vida relacionado con un aumento de riesgo de desarrollar cáncer, pero no se ha ligado claramente con el riesgo de una leucemia mieloide aguda.
  • Exposición a agentes químicos: El benceno una sustancia química que en el pasado estaba presente en las industrias que manipulan cauchos, carburantes, productos químicos, etc. existen sustancias con alguna similitud que están presentes en algunos pegamentos, detergentes y productos de limpieza.
  • Tratamiento previo para el cáncer: Debido al tratamiento con algunos tipos de quimioterapia y la radioterapia.
  • Exposición a radiación.
  • Trastornos hematológicos previos.

La edad promedio al diagnóstico de esta enfermedad son los 68 años. Sin embargo, a diferencia de otros países en México la Leucemia Mieloide Aguda (LMA) puede aparecer alrededor de los 47 años. Es decir 20 años antes, lo cual impacta la productividad de los pacientes mexicanos.

La Sociedad Americana contra el Cáncer estima 19,940 nuevos casos de LMA, de los cuales hay un pronóstico de 11,180 defunciones

Leucemia linfocítica crónica (LLC)

Es un tumor que se origina en los linfocitos, en concreto un tipo especifico de linfocitos de línea B madurosLas células cancerosas se originan en la médula ósea, pero luego llegan hasta la sangre. Es un cáncer en el que el riesgo aumenta a medida que se envejece. Alrededor de 9 de cada 10 casos con LLC tienen más de 50 años.

El término “crónica” en leucemia linfocítica crónica proviene del hecho de que esta leucemia, por lo general, avanza más lentamente que otros tipos de leucemia. Las leucemias crónicas son más difíciles de curar y los tratamientos actuales, aunque son muy efectivos rara vez eliminan por completo la enfermedad; sin embargo, existen tratamientos para ayudar a controlar la enfermedad.

Aunque los síntomas de estos cánceres son muy generales y pueden ser asociados con otras enfermedades, es importante tenerlos en cuenta y ante cualquiera de ellos acudir con un especialista hematólogo y hacerse una biometría hemática:

  • Pérdida de peso
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna
  • Pérdida del apetito
  • Piel pálida
  • Moretones
  • Dolores en los huesos o articulaciones
  • Problemas de coagulación
  • Ganglios linfáticos hinchados
  • Anemia

Los cánceres en la sangre debe ser una prioridad de atención, es importante buscar reforzar su diagnóstico temprano, debido a la rápida evolución que tienen en el cuerpo. Para eso, es necesario entrenar a médicos generales en el diagnóstico de estas patologías.

Es importante y necesario inculcar en las personas la importancia de realizarse una biometría hemática por lo menos una vez al año y si existe cualquier parámetro fuera de lo normal acudir con un especialista en este tema, como los son los hematólogos, especialistas en las enfermedades de la sangre.

La Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC) continua con su campaña “Súmate a la Vida” para la concientización sobre cánceres hematológicos, en ella se busca dar visibilidad a los cánceres hematológicos, enfermedades que pasan frecuentemente desapercibidas por quienes la padecen sin darse cuenta y desafortunadamente también desapercibida, para muchos de los decisores de quienes depende lograr el acceso oportuno a un diagnóstico y a un tratamiento para combatirlo.

 

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.