Día Mundial de la Poliomielitis

 

En 2020, en medio de la crisis sanitaria, cerca de 454,000 menores en el país no recibieron sus vacunas básicas, situación que los deja en peligro de contraer enfermedades devastadoras como la poliomielitis, pero prevenibles con vacunación.

 El 24 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Poliomielitis, una enfermedad infecciosa paralizante y potencialmente mortal causada por un virus que invade el cerebro y la médula espinal. Debido a que esta afección no tiene cura, la vacunación es la única forma de detener su propagación y proteger a los más pequeños, quienes son los más susceptibles a contraerla; especialmente los menores de 5 años.

Este año, la iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (GPEI por sus siglas en inglés), liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzó una estrategia de erradicación revisada para el mundo, adaptando su enfoque con el objetivo de acabar con la poliomielitis en el año 2026.

Actualmente, gracias a los programas de vacunación y desde el lanzamiento de la iniciativa GPEI, la incidencia de la enfermedad se ha reducido en un 99.9% respecto a la década de 1980, en la que se registraban más de 350,000 casos al año.

En México, la Cartilla Nacional de Vacunación incluye la vacuna de poliomielitis inactivada en la vacuna hexavalente, en un esquema de 4 dosis: 2, 4, 6 meses y un refuerzo a los 18 meses. De esta manera, México se suma a la estrategia de la OMS para la erradicación de poliomielitis y refuerza la protección del mayor número de niños contra infecciones pediátricas que pudieran repercutir en la salud pública del país.

En México, los últimos casos de poliomielitis se registraron en 1990 y, de hecho, este 2021 se cumplen más de 30 años de haber eliminado la enfermedad. No obstante, el virus sigue circulando en otros países alrededor del mundo en los cuales no ha podido ser contrarrestado, como Afganistán y Paquistán. Esto supone un peligro para el resto de los países, ya que los movimientos migratorios elevan el riesgo de que la enfermedad pueda regresar a los países en los que se había controlado y desencadenar una nueva epidemia difícil de controlar.

Tan solo en 2020, en medio de la crisis sanitaria, casi 454,000 menores en México no recibieron sus vacunas básicas, situación que los deja en peligro de contraer enfermedades devastadoras pero prevenibles, como la poliomielitis. A nivel mundial, casi el 70% de los países inspeccionados por la OMS informaron que los programas de inmunización rutinarios (incluido contra la poliomielitis) se vieron interrumpidos debido a la pandemia.

Un año más tarde, casi el 40% de los países seguían informando de una interrupción continua de sus programas de vacunación.  Esto incluye algunos países en desarrollo donde los niveles de vacunación contra la poliomielitis y otras enfermedades infantiles estaban en niveles precarios aún antes de la pandemia.

Así pues, es de vital importancia que los padres de familia se aseguren de mantener al corriente la cartilla de vacunación de sus hijos, con el objetivo de que, con el paso del tiempo, podamos conseguir por segunda vez en la historia la erradicación de una enfermedad humana; tal como fue el caso de la viruela.

Durante 40 años, Sanofi ha suministrado miles de millones de dosis de vacunas antipoliomielíticas en todo el mundo. Hoy en día, el final está a la vista, así que este último esfuerzo es crucial.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.