¿Cómo manejar el impacto emocional del cáncer de mama?

El impacto emocional que genera el diagnóstico de cáncer de mama para la persona y sus familiares, especialmente cuando no tienen antecedentes familiares de la neoplasia ni otros factores de riesgo conocidos, afecta a la salud física de las mujeres, así como a su bienestar psicológico.

Evenflo y Fundación COI te cuentan sobre la importancia del apoyo emocional al atravesar este proceso.

¿Qué impacto tiene el diagnóstico de cáncer de mama en el bienestar psicológico?

A partir del diagnóstico de cáncer de mama, o incluso desde la sospecha al detectar alguna anomalía mediante la autoexploración, se generan emociones intensas como la ansiedad, la ira o la tristeza. Conocer las opciones de tratamiento y someterse a él también puede provocar muchos sentimientos diferentes.

La angustia suele continuar incluso después de que haya pasado el shock inicial del diagnóstico. A medida que las mujeres comienzan lo que suele ser un largo proceso de tratamiento, pueden encontrarse con nuevos problemas, por ejemplo, sus relaciones personales pueden verse afectadas, pueden sentirse cansadas todo el tiempo, o estar muy preocupadas por sus síntomas, el tratamiento y la mortalidad.

¿Por qué es importante buscar ayuda psicológica?

La experiencia puede resultar abrumadora, y puede haber momentos en los que una mujer se sienta incapaz de afrontarla. Para algunas personas, las constantes preocupaciones sobre el cáncer, los tratamientos, la supervivencia o la familia pueden interferir en la vida cotidiana.

La mente puede ponerse en marcha, repitiendo los mismos pensamientos una y otra vez y dificultando la concentración o el sueño. Las emociones negativas pueden hacer que las mujeres dejen de hacer cosas que son buenas para ellas y empiecen a hacer cosas que son malas para cualquiera, pero especialmente preocupantes para quienes padecen una enfermedad grave.

¿Cómo ayuda el tratamiento psicológico a las mujeres?

Los psicólogos y otros profesionales de la salud mental con experiencia en el tratamiento del cáncer de mama pueden ayudar mucho y ayudarles a aprender a afrontar los cambios físicos, emocionales y de vida asociados al cáncer, así como los tratamientos médicos que pueden ser dolorosos y traumáticos.

Una combinación de tratamiento individual y de grupo a veces funciona mejor. Las sesiones individuales con un psicólogo suelen hacer hincapié en la comprensión y la modificación de los patrones de pensamiento y comportamiento, mientras que las sesiones grupales brindan empatía y permiten conectar con personas que comprenderán el proceso en su totalidad.

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.