¿Eczema en el cuero cabelludo?

El eczema capilar es un padecimiento más común de lo que creerías; afecta al 5% de la población general. De hecho, factores como el frío, estrés y los desajustes hormonales, pueden beneficiar su desarrollo y gracias a sus características puede llegar a confundirse con caspa.

También conocida como dermatitis, se presenta cuando existe una deshidratación profunda debido a que las células sebáceas no funcionan correctamente o se irritan con facilidad; mientras que la caspa aparece gracias a la sobreproducción de las células sebáceas que a su vez aumentan la presencia del hongo Malassezia generando placas de células que bañan el cabello con pellejitos blancos.

Existen 3 tipos de eczema o dermatitis capilar que debes tener en cuenta:

  • Dermatitis seborreica. Este aparece cuando tu sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a una levadura que crece en tu piel por estrés, productos químicos agresivos o enfermedad.
  • Dermatitis atópica. Esta se desarrolla dependiendo tus antecedentes familiares y factores ambientales, por el uso constante de agua caliente al bañarte, clima seco o frío, sudor y estrés
  • Dermatitis de contacto. En esta afección los síntomas en tu piel ocurren debido a una reacción a un alérgeno o irritante como Productos químicos en jabón, limpiadores y productos para el cabello.

¿Cómo saber si tengo eczema?

Te pica la cabeza. Si sientes comezón constante y al rascarte notas escamas blanquecinas y rojizas, tienes una alteración importante en tu cuero cabelludo.

Si al rascarte notas que tu cuero emite un líquido transparente. El eczema del cuero cabelludo puede causar que la piel sea grasosa, con apariencia de cera o hasta con ampollas, mismas que se pueden infectar y generar la presencia de un líquido transparente que incluso puede hacer que tu pelo se sienta húmedo o mojado.

¿Cómo evitarlo o reducirlo?

Es importante que realices cambios en tus hábitos de higiene. La forma en la que tratas a tu pelo y los productos que utilizas en tu cuero cabelludo, te ayudarán a disminuir los factores de riesgo y reducir los incómodos síntomas de esta afección.

Lávate el cabello con regularidad y de preferencia utiliza champús libres de perfumes, parabenos y siliconas. Opta por aquellos que sean suaves, que hidraten y suavicen el cabello y cuero cabelludo sensible como el que tiene Sopharma pH5 que contiene extracto glicólico de avena, D- Pantenol, Aloe Vera, Keratina, Alantoína y Decil Glucósido que en conjunto benefician a las pieles atópicas, hiperreactivas y sensibles.

Evita los baños con agua muy caliente. El agua tibia siempre será la mejor opción y al bañarte evita el tallarte muy fuerte con las uñas, ya que puedes aumentar el dolor y causar daños directos sobre el cuero.

En los adultos, el eczema del cuero cabelludo tiende a empezar al final de la adolescencia y con mucha frecuencia afecta a los adultos entre 30 y 60 años. Aunque no lo creas, el aplicar mascarillas hidratantes o aceite de coco por las noches, marcará una diferencia notable.

¿Usas secadora? Olvídate del aire caliente. Nunca utilices el aire caliente de la secadora, hazlo con aire tibio o frío o de preferencia, que tu pelo se seque de forma natural y a su tiempo.

Sigue estos consejos y notarás mejoría. Es importante que sepas que en algunos casos es necesario acudir al dermatólogo para descartar psoriasis y reacciones alérgicas. El eczema del cuero cabelludo puede causar molestia extrema, ansiedad y piel infectada.

 

Fotos: Cortesía

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.