Incluye un examen auditivo para el mejor rendimiento escolar de tus hijos

 

“El oído es uno de los primeros sentidos que utilizamos y es vital para el desarrollo integral de las personas en diversos ámbitos como el psicológico, cognitivo y social. Durante la infancia, la audición desempeña un rol fundamental en diferentes escenarios para que los niños se desenvuelvan, siendo este, uno de los más importantes en el entorno educativo. Un niño puede padecer hipoacusia desde su nacimiento o durante su infancia porque no es capaz de oír a la par como otros pequeños cuyo sentido del oído es normal. Este padecimiento puede ser leve, moderado, grave, severo o profundo y afecta a uno o ambos oídos, lo que provoca dificultades para percibir una conversación o sonidos fuertes”, indicó el Dr. Fernando Díaz Rojas, director Comercial de MED-EL.

 Se estima que en México residen alrededor de 65 mil niños de entre 5 a 17 años que presentan discapacidad auditiva, lo que significa un 11% de la población. Este déficit puede variar dependiendo del paciente y de sus orígenes e incide directamente en el aprendizaje y comunicación de los niños, derivando en trastornos de la conducta, poco desarrollo del lenguaje y muchas veces un bajo rendimiento académico.

El Doctor Fernando Rojas, comenta “Es necesario que los padres de familia, además del examen general de salud, también realicen una audiometría completa a sus hijos, y que estén atentos a cualquier señal de alerta que pueda indicar una posible pérdida. De hecho, existen soluciones para tratar cada tipo de pérdida auditiva, como los implantes cocleares que permiten recuperar la audición y mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes”.

Es fundamental detectar patologías o lesiones en los oídos de los niños, las cuales pueden afectar su desarrollo, por ello te recomendamos:

  • Vigilar que no se introduzcan cuerpos extraños en el conducto auditivo externo o interno.
  • Evitar la exposición a ruidos muy fuertes
  • Limpiar con una toalla pequeña y delgada o con toallitas húmedas sólo la parte externa del oído.
  • Evitar el contacto con aguas contaminadas.
  • Prevenir golpes  en los oídos o juegos bruscos.
  • Consultar con un especialista y no automedicarse.

Las soluciones para tratar cada tipo de pérdida auditiva en una etapa temprana representan una gran ventaja y contribuyen al desarrollo de los niños para que en una vida adulta sean productivos e independientes en cualquier ámbito.  

 

 

 

 

 

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.