En México, hasta 18 mil bebés nacen cada año con Cardiopatía  Congénita

El 14 de febrero representa una fecha importante para hablar del corazón, porque lo relacionamos con el amor. Sin embargo, también es fundamental recordar que este día se conmemora el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, padecimientos caracterizados por problemas en la estructura o funcionamiento del corazón y que están presentes desde el nacimiento de una persona.

Si bien en la mayoría de los casos es posible tratar estas alteraciones sin recurrir a la cirugía, lo cierto es que pueden generar afecciones en el paciente si no son diagnosticadas oportunamente.

La Dra. Ma. Elena Sañudo, directora Médica de la Unidad de Medicinas Generales de Sanofi México comentó: “Se estima que entre 16 mil y 18 mil bebés que nacen al año en México presentan una cardiopatía congénita. Estas cifras nos hablan de la importancia de tener un diagnóstico temprano que indique las atenciones que deben ofrecerse al niño o niña. Hoy en día contamos con tecnología muy avanzada que permite detectar anomalías cardíacas de manera prenatal. Esto reduce las posibilidades de que el paciente crezca sin conocer su padecimiento y, por ende, no le dé el seguimiento médico adecuado”.

A continuación, presentamos algunas recomendaciones para el diagnóstico oportuno de las enfermedades del corazón:

  • Visitar a un especialista médico: La atención del cardiólogo es sumamente importante. Muchos de los pacientes ni siquiera saben que padecen una enfermedad cardíaca, aunque hayan presentado síntomas desde su niñez. Un profesional ofrecerá un diagnóstico certero y tratamiento adecuado.
  • Identificar antecedentes familiares: La posibilidad de padecer una enfermedad cardíaca es mayor si existen otros diagnósticos en la misma familia. Es importante conocer el historial clínico familiar y comentarlo con el médico tratante.
  • Conocer niveles de colesterol y triglicéridos: Los altos niveles de colesterol y triglicéridos pueden generar complicaciones a los pacientes con enfermedades del corazón. El médico puede solicitar exámenes de laboratorio para tener claridad de estos indicadores.
  • Realizar un electrocardiograma: Es un estudio para monitorear la actividad del corazón y debe realizarse una vez al año.
  • Ser consciente del ritmo cardíaco: Si bien el ritmo promedio es de 60 a 100 pulsaciones por minuto en estado de reposo, cada paciente debe conocer si existe alguna alteración en su ritmo cardíaco. En caso de alteraciones, es necesario acudir al médico.
  • Cambiar patrones de conducta negativos: Existen malos hábitos que afectan la vida de las personas. La falta de sueño, el estrés, el sedentarismo, el consumo de alcohol y de cigarro afectan la salud en general.
  • Evitar alimentos altos en grasas saturadas: Es bien sabido que una mala alimentación puede detonar diferentes enfermedades en el organismo humano. El consumo de grasas saturadas provoca obstrucción de las arterias del corazón, por lo que es importante llevar una dieta balanceada para evitarlo.
  • Incluir ejercicio aeróbico en tu rutina: El ejercicio moderado genera muchos beneficios para las personas que padecen enfermedades crónicas. Trotar, andar en bicicleta o nadar son algunas acciones que beneficiarán la salud del corazón. Bailar puede ser una opción accesible para mantenerse relajado.
  • Atender los síntomas, para continuar con una vida normal: Una cardiopatía congénita no es limitante para desarrollar una vida normal. Con el tratamiento adecuado, el paciente puede evitar complicaciones.
  • Controlar la respiración: Respirar de manera lenta y consciente trae beneficios para el corazón y los pulmones. Es posible evitar y reducir arritmias cardíacas con breves ejercicios de respiración que favorezcan la oxigenación.
  • Expresar sentimientos y preocupaciones: Tener una enfermedad del corazón puede generar preocupación y angustia en muchos pacientes. Es necesario buscar atención psicológica para canalizar emociones y aprender a lidiar con los efectos del padecimiento.
  • Agendar consultas médicas de manera regular: El seguimiento médico es imprescindible para los pacientes con cardiopatías.
  • Conocer el nivel de presión arterial: Además del uso de un tensiómetro, es posible llevar un seguimiento regular con ayuda de diversas aplicaciones accesibles en los teléfonos móviles, como “Entregando Salud Pacientes” de Sanofi.

“Tener una vida plena aun padeciendo una enfermedad cardíaca es posible hoy más que nunca. Con buenos hábitos, atención médica y el uso de tecnologías móviles los pacientes podrán desarrollar sus actividades diarias sin verse afectados. Sigamos impulsando la cultura de prevención y diagnóstico médico oportuno para erradicar la pandemia mundial de enfermedades crónico-degenerativas”, apuntó la Dra. Sañudo.

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.